Mitos y mandatos sociales se derrumban: Ellos se quieren casar, ellas no

Publicado el 10 de abril de 2012 en Familia, Informes, Interés general

Los preceptos sociales pierden peso para las mujeres: muchas le dicen NO al matrimonio

¿Está entre sus planes casarse?

 -% Base: Solteros. Según género.

 

Total

Hombres

Mujeres

Sí, en el corto plazo

12%

15%

10%

Sí, como un plan futuro

34%

37%

30%

No, no me interesa

44%

38%

50%

Prefiero no contestar

10%

10%

10%

Fuente: D’Alessio IROL

  • La mitad de las solteras no tiene actualmente interés en casarse.
  • Contrariamente al imaginario popular, ellos están más interesados en casarse que ellas(52% entre los hombres solteros contra el 40% de solteras).
  • Durante muchos años, la única opción que les ofrecía la sociedad a las mujeres era casarse, tener hijos y atender su hogar. Hoy el abanico de posibilidades se amplió y casarse ya no es el principal objetivo.
  • El motivo más importante esgrimido es que no creen en el matrimonio como institución.

 

Ellas dan guerra a los modelos tradicionales y disfrutan la soltería

¿Cree que se puede ser feliz estando solo/a?

%  Según género

 

Hombres

Mujeres

Sí, puedo estar bien solo/a

35%

47%

Sí, aunque volvería a estar en una relación

40%

36%

No, me siento deprimido/a, triste

21%

15%

Prefiero no responder

4%

2%

 

 

 

Fuente D’Alessio IROL

  • Mito que cae: a los hombres la soledad les resulta más deprimente que a las mujeres.
  • Ellas son quienes demuestran mayor predisposición a estar solas.
  • Actualmente las mujeres no reconocen el matrimonio como una meta personal de importancia: no necesitan casarse para sentirse realizadas y completas.
  • Ya no creen que se deba tener marido e hijos para ser una persona exitosa en la vida.

 

Aquellas que decidieron casarse no lo hicieron por cumplir con un mandato social

¿Qué fue lo más influyó a la hora de decidir casarse?

 -% Base de mujeres casadas

El concretar un compromiso de amor

43%

La motivación de ambos de oficializar la unión

28%

La presión social y familiar

9%

Lograr mayor protección legal

7%

La insistencia de mi pareja

2%

El aspecto religioso

1%

Otro

8%

Prefiero no responder

2%

 

 

 

 

 

Fuente: D’ Alessio IROL

  • El matrimonio dejó de ser un precepto social para ser una elección por amor y mucho más libre.
  • Las ordenes sociales y familiares son dejadas de lado para priorizar los sentimientos y proyectos de la pareja a futuro.
  • La mujer se posiciona en un lugar con mayores libertades que en otras épocas, lo que le permite decidir por sí misma y hacer valer lo que desea.

 

Casarse: ¿El rol tradicional o seguir trabajando?

¿Renunciaría a su trabajo para hacerse cargo del rol de ama de casa?

%-Base de mujeres

No

43%

Sí, aunque sólo si fuera necesario

38%

Sí, es algo que deseo hacer

17%

Prefiero no responder

2%

 

 

Fuente: D’Alessio IROL

  • 8 de cada 10 mujeres no desean renunciar a su trabajo al casarse para convertirse en un ama de casa tradicional.
  • 4 de cada 10 lo harían sólo en caso de ser necesario y 2 están dispuestas a hacerlo voluntariamente.


Madres, esposas y trabajadoras

¿Es compatible formar una familia con la realización profesional?

%-Base de mujeres

Sí, aunque no es fácil

61%

Sí, sin problemas

23%

No, por eso priorizaré la familia

8%

No, por eso priorizaré lo laboral

4%

Prefiero no responder

4%

 

 

 

Fuente D’Alessio IROL

  • La mayoría de las mujeres cree que no es necesario renunciar a su desarrollo profesional para dedicarse a las tareas domésticas, creen que ambas realidades pueden convivir, aunque reconocen la dificultad que esto representa.
  • Muchas mujeres en la actualidad deben lograr articular sus tareas laborales y proyectos personales con el rol de esposa y madre.
  • Por este motivo, la mujer de hoy debe tener una gran capacidad para administrar su tiempo y realizar varias cosas simultáneamente.

 

 

METODOLOGÍA

Estos datos pertenecen a una recopilación de resultados de encuestas realizadas por D’Alessio IROL. Las mismas se efectuaron entre 2011 y 2012.