Nueve de cada diez empresarios creen que las ventas seguirán igual o mejor

18.10.2013
Consideran que en los próximos seis meses se expandirán tanto el mercado interno como el empleo, mientras que la inversión y las exportaciones se mantendrán en sus niveles actuales. Las elecciones no impactarían en la actividad.

En el mundo empresario, una cosa es el discurso y otra la realidad. A lo largo de los primeros dos días del 49° Coloquio de IDEA, en los pasillos del evento se escucharon críticas y protestas en estricto off con respecto a la marcha de los negocios, pero en la Encuesta de Expectativa de Ejecutivos, en la cual 206 empresarios de los más de 1000 presentes en esta ciudad y presentada ayer, se pusieron de relieve otras consideraciones. Por caso, que 9 de cada 10 tiene expectativas en que el mercado interno repunte con fuerza el año próximo. La primera conclusión que surgió del trabajo es que para el semestre que va de mayo a octubre, el 65% de los empresarios consultados evaluó que les fue igual o mejor que en los seis meses previos. Un dato a destacar es que, según la encuesta, la evaluación de los empresarios sobre ese semestre resultó ser más positiva que la expectativa que manifestaron en abril, cuando estos seis meses estaban por comenzar. Respecto del futuro, el 64% de los encuestados indicó que para el período noviembre 2013-abril 2014 estará igual o mejor que en el período anterior, con una economía estable o creciente. «Los resultados son algo superiores a los previstos», apuntó el trabajo que elaboró la consultora D’Alessio IROL para el Coloquio, en relación con el período mayo-octubre de este año. Y agregó que «se espera el mantenimiento de la tendencia para el siguiente» período de seis meses. Otra de las conclusiones a las que se arribó es que 9 de cada 10 encuestados cree que las ventas al mercado interno crecerán con fuerza, mientras que sostienen que habrá un ligero aumento de las exportaciones y la inversión. Además, y en relación con el empleo, de cada diez empresas, tres esperan incorporar más personal, cinco continuarían sin cambios y dos lo disminuirían. En pocas palabras, para los empresarios de IDEA, de sectores del comercio, el agro, la industria, la construcción y la energía, habrá una suba del empleo y del consumo interno, mientras que el empleo, las inversiones y las exportaciones se mantendrían estables (ver infografía), lo que daría respuesta a una de las mayores quejas que se escucharon en las conversaciones informales en los pasillos de este Coloquio. Entre lo que sí quedó en el debe, aparecen cuestiones como la necesidad de mejorar la competitividad, impedir la caída de la rentabilidad (cuatro de cada diez firmas temen que se prolongue el proceso de pérdida de renta) y disminuir la inflación y la suba de costos. Además, casi el 90% de las empresas manifiesta dificultades de disponibilidad de recursos humanos, con distintos niveles de calificación. La evolución de los salarios y la capacidad instalada para producir, otros dos rasgos de buen ritmo de actividad, también aparecieron entre los puntos negativos para los empresarios. El optimismo que los empresarios plantearon en una encuesta que fue de carácter anónimo, tuvo una explicación curiosa por parte de Luis Secco, uno de los economistas del Coloquio. «Influyó en la expectativa la llegada del Mundial», dijo en la presentación de las cifras. «Acá, la verdad es que, a veces, las quejas son más de forma que de fondo», se sinceró un empresario petrolero que pidió anonimato. Ese fue el diagnóstico que recogió Tiempo en una ronda de consultas en la que los participantes pidieron reserva para no contradecir el tono del coloquio. Por último, el trabajo incluyó un breve análisis de la actualidad política y su posible impacto en los números de la economía. «A pesar de la celebración de las elecciones (legislativas) en las próximas semanas, los ejecutivos consultados no prevén mayores cambios en la situación económica del próximo semestre», señalaron.  «     más autos y el baade Aunque con cierta preocupación por la desaceleración de las compras por parte de Brasil, el sector automotriz argentino terminará el año creciendo entre un 8 y un 10% este año. Fuentes de la Asociación de Fabricantes de Autos (ADEFA) adelantaron ayer que esperan una producción de entre 800 mil y 820 mil unidades, ventas en el mercado interno por casi un millón de vehículos, y exportaciones por cerca de 430 mil coches. La expectativa de los productores para el año 2014 es que Brasil mejore su perfil de compra en relación con el año 2013. Por otro lado, Cristiano Ratazzi, titular de Fiat, confirmó que en el sector se analiza la adquisición de los BAADE. «Hay que ver cómo se implementa y cómo es el mercado, y ahí decidiremos», dijo.