El drama de los argentinos que se endeudan para sobrevivir a la crisis

El drama de los argentinos que se endeudan para sobrevivir a la crisis

Publicado el 23 de agosto de 2019 en Informes de prensa

Recurren a tarjetas de crédito o a préstamos de la Anses con altísimos intereses. Por eso se duplicó la morosidad. Quienes tomaron créditos UVA deben más plata que hace un año. Las familias argentinas están cada vez más endeudadas. Las tarjetas de crédito se han convertido en un mal necesario, con una mora en ascenso, mientras crece la desesperación entre los tomadores de créditos UVA y los jubilados tomaron un 150% más de deuda que el año pasado.

Los datos del Banco Central (BCRA) muestran que la cantidad de morosos entre las familias que tienen algún tipo de deuda bancarizada, ya sea a través de préstamos personales, hipotecarios, prendarios, UVA o tarjetas de crédito, pasó desde diciembre de 2015 hasta junio de este año del 2,3% al 4,9 por ciento.

Esto se debe principalmente a la morosidad con tarjetas de crédito. Según el BCRA, en este sector desde la asunción de Cambiemos pasaron de ser el 2,1% al 5,5%, casi el triple.

La consultora D´Alessio IROL estimó en junio de este año que el 37% de los deudores realizan el pago mínimo. Esto incluye una gran toma de deuda a futuro, si se tienen en cuenta las enormes tasas de interés que se agregan al ejercer esa opción. El informe sostiene: `Pese a que el 50% de los usuarios manifiestan estar disconformes con el servicio que brindan las tarjetas, el uso no decae. Por el contrario, la clase media está cada vez más endeudada: pasó del 68% al 77% en apenas un año`.

`El pago de las cuotas le insume en promedio el 27% de los ingresos familiares`, agrega el documento, que calcula que la mitad de ellos tardará tres años para pagar ese pasivo. Peligra la casa propia El caso de los créditos UVA es otra espada de Damocles que cuelga sobre Ja cabeza de las familias. Por ejemplo, en el caso de un préstamo por $ 2 millones tomado en enero de 2018, con una cuota inicial de $ 15 mil. Hoy, luego de un año y medio de haber pagado mes a mes, la deuda aumentó a $ 3,6 millones y las cuotas se fueron a $ 27 mil. En muchos casos, la situación es desesperante. Sin embargo, la morosidad en esta categoría es relativamente baja. Muchas familias sacrifican otros gastos y se endeudan por otras vías con tal de no perder sus casas.

En la última semana, el presidente Macri y el ministro Frigerio anunciaron que las cuotas de quienes tomaron una hipoteca de este tipo se congelarán por cuatro meses. `El Estado prometió cuotas estables. Hicieron publicidad engañosa, nos estafaron y deben asumir las consecuencias. Este parche dura sólo cuatro meses, en un claro tinte electoral, y rige sólo para viviendas menores a 140 mil UVA, dejando fuera a miles de familias`, dicen desde la agrupación Hipotecados UVA Autoconvocados. Se estima que hay 150 mil familias afectadas en todo el país. Los jubilados Uno de los sectores más golpeados por la era Cambiemos es el de jubilados y pensionados. Un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) detalla que entre junio 2017 y junio 2018 los jubilados y pensionados tomaron deuda con Anses por $ 33.500 millones, en préstamos individuales que promediaron los S 10.600. En tanto, entre junio 2018 y junio 2019, la toma total de deuda con ese organismo (que las debita directamente de sus haberes) ascendió a $ 77.800 millones, en préstamos individuales que promediaron los $ 14 mil. Así las cosas, en el último año, los jubilados y pensionados tomaron un 150% más de deuda. El sector perdió casi 20 puntos de poder adquisitivo con respecto a diciembre de 2015.

Las deudas también jaquean a las pequeñas y medianas empresas. CAME, la cámara que las agrupa, estima que la Afip es acreedora del sector en $ 25 mil millones. Por eso pidió al organismo suspender los juicios y embargos por 120 días, descontar punitorios e intereses y armar planes de pago que se adecúen a los flujos financieros de cada empresa. « Las pymes familiares también sufren el fenómeno: calculan que el sector debe S 25 mil millones a la Afip. Los deudores de créditos UVA denuncian que el congelamiento de cuotas por cuatro meses que o/rece el gobierno deja a muchas familias afuera y no es una solución de fondo.

Publicado por Tiempo Argentino el 18/08/19.