Optimismo de empresarios por la situación de la economía

Optimismo de empresarios por la situación de la economía

Publicado el 2 de agosto de 2019 en Informes de prensa

Ven una recuperación y proyectan estabilidad para el segundo semestre. Siete de cada diez encuestados prevé aumentar las ventas mientras que el 47% espera más inversiones.

 La encuestade D´Alessio-lrol, muestra que en mayo-octubre se da una de las mejores expectativas de los últimos 11 años, valoran tranquilidad cambiaría y combate a la inflación. Esperan mayores ventas

La estabilidad cambiaría, la desaceleración de la inflación, el equilibrio fiscal, el efecto de las medidas económicas recientes, la leve reactivación del mercado y la menor incertidumbre política son los motivos atrás de una fuerte corriente de optimismo empresarial, una de las mayores de los últimos 11 años.

 Al menos este es el panorama que vislumbran hacia octubre 212 ejecutivos que participaron del relevamiento mayo-octubre 2019 del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (I- DEA), a cargo de la consultora D Alessio IROL.

Según las opiniones empresariales, el 57% cree que habrá pequeñas oscilaciones en las variables económicas; el 26% que se mantendrá igual; el 40% observa que bajarán las tasas; y el 41% estima que el riesgo país tendrá pequeñas oscilaciones, mientras que un 36% cree que bajará de acá a octubre.

Para Eduardo DAlessio, director de DAlessio IROL, quien presentó la encuesta junto con el economista Luis Secco, las ventas son un poderoso conductor de las expectativas, y las condiciones macroeconómicas ya están jugando un papel.

Respecto de sus negocios, el 55% de los encuestados evaluó positivamente el semestre pasado, mientras que el 78% tiene una buena perspectiva para los próximos seis meses. En particular, el sector de Servicios anticipa mejor performance que la Industria.

Para DAlessio las ventas son un poderoso conductor de las expectativas. En ese sentido, el 70% de los empresarios espera aumentarlas en el próximo semestre.

Por el contrario, a futuro, la inflación, la posibilidad de devaluación, la perspectiva de que no habrá una fuerte y prolongada reactivación y la pérdida de fuentes de empleo aportan un manto de dudas, según la encuesta.

Las expectativas positivas de los empresarios para el semestre que abarca mayo-octubre 2019 llegan a 70 puntos, con muchas respuestas de quienes creen que les irá mejor o mucho mejor. Se trata de uno de los semestres con mejores expectativas de los ejecutivos en los últimos 11 años, apenas por detrás del que siguió a las elecciones legislativas 2017, en la que Cambiemos consolidó su poder. PRONÓSTICOS En cuanto a las exportaciones, el 43% cree que aumentarán y otro 46% piensa que no se modificarán. Secco planteó que, más allá de la devaluación, las exportaciones del Io semestre crecieron apenas 2,4% y que el ajuste se está dando por la caída de las importaciones. En cantidades, las exportaciones saltaron 13%, pero los precios no ayudaron.

Para el economista, el sector energético, que hasta 2016 gastaba ingentes cantidad de divisas, se revirtió ahora y explica parte del superávit comercial.

En materia de inversiones, para los empresarios, mejora el clima: el 47% cree que aumentará y el 37% considera que no se modificará. Anticiparon que destinarán a la inversión el 13% de la facturación anual. El 39% al desarrollo de tecnologías, software y sistemas y 30% en capacitación, dentro de los usos `soft`. En la inversión `hard`, el 30% iría a obras civiles y otro 20% a incorporación informática.

El nivel de empleo muestra un ligero cambio de signo: el 39% de los empresarios piensa que crecerá y 45% que se mantendrá estable. Cerca del 80% de las empresas tienen cargos vacantes y los ejecutivos prefieren perder un cliente a perder un talento dentro de su empresa, según DAlessio, que aclaró que el desempleo medido es el estructural.

En cuanto a la rentabilidad, los empresarios tienen un balance positivo (39% cree que mejorará y 22% que empeorará en los próximos meses), tanto en industria como en servicios, así como en grandes empresas y pymes.

EL FANTASMA INFLACIONARIO De acuerdo con el relevamiento, sólo 20% aumentó más sus precios que la inflación, mientras que el 51% afirma que perdió frente a la inflación.

Escépticos, afirman los empresarios que los plazos de cobranza permanecerán igual (75% de los encuestados), mientras el 15% piensa que se extenderán y solo 10% considera que se acortarán.

La reforma impositiva se convirtió en la mayor preocupación de los ejecutivos, ya que el 48% contestó que es vital para su crecimiento.

Entre los temas vitales para el negocio de los empresarios, la reforma impositiva se convirtió en la mayor preocupación, ya que el 48% contestó que es esencial para su crecimiento. Dos de cada tres empresarios señalan que la reforma impositiva es el principal factor para aumentar la competitividad del país. `Se tornó un tema urgente para el 64% de los empresarios, ya que da lugar a competencia desleal y evasión`, comentó DAlessio.

Publicado por El Cronista el 02/08/19