Crece la imagen de Alberto Fernández y nadie escapa al pesimismo económico  

Crece la imagen de Alberto Fernández y nadie escapa al pesimismo económico  

Publicado el 6 de septiembre de 2019 en Informes de prensa

Tras las elecciones primarias, sube la aceptación de candidatos opositores y se agudiza la crítica al oficialismo por el manejo de la crisis. La inflación es la mayor preocupación para nueve de cada diez personas.

El contundente resultado de las elecciones primarias y el terremoto financiero que sucedió a los comicios tuvieron un fuerte impacto en la sociedad, que incrementa su estima por los principales candidatos presidenciales de la oposición y profundiza su visión crítica sobre el presente económico.

Así lo refleja la última entrega del Monitor del Humor Social y Político que elabora D’Alessio Irol/Berensztein en exclusiva para El Cronista. El estudio, realizado en agosto a 910 adultos de todo el país, muestra que mientras la imagen positiva de Mauricio Macri descendió seis puntos hasta un 37% de aprobación, alimentado por el 68% de los consultados que lo votaron en 2015. En cambio, la de Alberto Fernández trepó desde el 39% previo a las PASO, hasta el 46%. Más aún, Roberto Lavagna registró un salto de 11 puntos hasta convertirse con el 49% en el dirigente con mayor imagen positiva y el único con un diferencial favorable (14), por su bajo nivel de imagen negativa (35%).

“Se verifica una vez más que si bien existe una correlación entre la imagen de los candidatos y la tendencia al voto, tiene sus limitaciones. La cantidad de votos sacada por la oposición supera a cada uno de los principales candidatos en forma individual: Axel Kicillof, Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner”, remarca el consultor Eduardo D’Alessio y agrega: “Esto muestra que la oposición ha logrado una composición sinérgica al momento de presentar su frente electoral, contra el oficialismo que ha sacado como cantidad de votos algo bastante más parecido al menor de sus integrantes. Esto hace probablemente una de las explicaciones respecto a los resultados tan sorprendentes, finalmente obtenidos”.

Al respecto, Sergio Berensztein señaló que “el hecho de que Roberto Lavagna sea el político con mejor imagen ratica el hecho de que el electorado tiende a favorecer liderazgos moderados que buscan los consensos y salidas negociadas a la actual crisis”.

El politólogo hizo hincapié en la diferencia entre el electorado que apoyó al actual oficialismo cuatro años atrás y el que hoy opta por otras vías. En ese sentido, resaltó que “la última medición del Monitor pone de manifiesto que, efectivamente, la coalición oficialista sigue teniendo un apoyo en su base tradicional más sólida pero que en el resto de la sociedad se nota un deterioro significativo”. Y agregó que, “de alguna manera, el monitor pone cuantitativamente lo que vimos reflejado el 24-A: una coalición oficialista que si bien tal vez no sea suficiente para ganar una elección, le da a Cambiemos una plataforma bastante importante y es el sector de la sociedad donde cuestiones como la corrupción tienen mayor importancia relativa”.

El sondeo muestra que las mayores preocupaciones de la sociedad continúan siendo la inflación y la incertidumbre económica, por lo que 8 de cada 10 entrevistados considera que la situación está peor que hace un año y 69% califica de manera negativa a la gestión del Gobierno. Además, la perspectiva de que la economía mejore dentro de un año es mayor entre quienes eligieron al kirchnerismo en 2015 y probablemente hoy proyectan la victoria de Fernández el 27 de octubre (57%), que en el otrora votante oficialista (49%) .

“La cuestión económica se impone como la principal preocupación en un contexto en el cual los principales líderes de la oposición vienen ganando espacio relativo y quienes mantienen buena imagen dentro de Cambiemos son aquellos más ligados al ala política como Vidal y Horacio Rodríguez Larreta”, apuntó Berensztein.

En las PASO, los votantes contestaron “con el bolsillo” “Les hablé con el corazón y me contestaron con el bolsillo”. La frase pronunciada por el radical Juan Carlos Pugliese en la crisis de 1989 bien se puede aplicar a las últimas elecciones primarias argentinas, cuando la mayor parte de los votantes definió su sufragio por razones económicas.

Así lo reveló una reciente encuesta realizada a 1400 personas en todo el país por Federico González y Asociados. El estudio, que se llevó a cabo entre el 28 y el 31 de agosto pasado, mostró que un 56,9% de los consultados definió su voto por factores económicos, tales como el salario, la inflación, los precios, las tarifas y el desempleo; mientras que un 26,5% lo hizo por valores éticos y republicanos (honestidad, lucha anticorrupción, transparencia, respeto a la ley y justicia), un 13,5% por obras públicas (cloacas, asfalto, agua potable, metrobús y rutas) y un 3,1% no reveló ninguna razón.

Entre los que votaron por factores económicos gura un 73,7% de quienes eligieron a Alberto Fernández, un 80,1% de los que se inclinaron por José Luis Espert, un 46,9% de aquellos que optaron por Roberto Lavagna y un 47% de los electores de Nicolás del Caño. Para el caso de Mauricio Macri, eligió esa opción un 37,5% de los encuestados, pero un 35,4% se volcó por los valores éticos, ítem por el que se inclinó el 75,5% del votante de Juan José Gómez Centurión.

El estudio privado también evaluó la atribución de responsabilidades de la crisis económica financiera post primarias, segmentada por voto.

Así, de acuerdo a los entrevistados, ante la pregunta “¿Quién cree que es principal responsable de la crisis económica que se desató luego de las elecciones paso del 11 de agosto?”, un 53,2% apuntó contra Macri, mientras que un 14,9% lo hizo por Fernández, un 7,1% por los votantes del Frente de Todos, entre otras respuestas.

Entre quienes le endilgaron la situación al jefe de Estado se encuentra el 85,4% de los votantes del principal candidato opositor, un 50% de los que eligieron a Lavagna, 49% a Del Caño, 48,2% a Gómez Centurión, 43,9% a Espert, 58,7% a otros candidatos y hasta un 6,5% de los propios votantes de Juntos por el Cambio.

Publicado por El Cronista el 4/09/19