“Lo vi en la tele”: La TV continúa siendo el principal medio para consumir propaganda política mientras las redes sociales generan desconfianza

“Lo vi en la tele”: La TV continúa siendo el principal medio para consumir propaganda política mientras las redes sociales generan desconfianza

Publicado el 13 de septiembre de 2019 en Interés general

Un estudio reveló que la televisión sigue siendo el principal canal para informarse sobre los políticos en campaña. ¿Qué pasa con las redes sociales?
La tele sigue siendo el principal medio de comunicación cuando se trata de consumir propaganda política. Esto sucede aún cuando es alto el nivel de uso de redes sociales en la Argentina. Para las personas, la supuesta “cercanía” de los políticos a través de las redes sociales no genera credibilidad.
Fueron los datos que arrojó, entre otros, un estudio que elaboraron de manera conjunta la Asociación de Agencias de Publicidad (AAP), D´Alessio IROL y Berensztein, en el que quedó evidenciado que el 69% del electorado presta atención a la publicidad en TV cuando se trata de propaganda, seguido por las redes sociales, en un 38% y la vía pública, 25%. La radio queda en el cuarto puesto con un 23% de participación.
Aunque gran parte de la campaña se redireccionó a través de las redes sociales sólo un 47% de los consultados le otorga suficiente credibilidad a esos espacios.
“De acuerdo a las cifras del Observatorio de Gasto Electoral publicadas por la ONG Poder Ciudadano, Juntos por el Cambio destinó $100 millones para la promoción de contenidos en redes y otros formatos digitales, y $21 millones en diferentes sitios webs y medios online. Mientras que elFrente de Todos gastó solo $8 millones para el contenido en estos canales; enfocándose sobre todo en la producción de spots audiovisuales”, informaron los responsables del estudio a través de un comunicado.
El reporte publicado por la AAP determinó que la televisión, además de seguir siendo la principal fuente de consumo de publicidad electoral, es también “fundamental para el asesoramiento sobre la definición del voto”.
A la hora de informarse sobre los candidatos, la tele vuelve a imponerse, seguida por los diarios on line, preferidos por el 54% de la población. Le siguen en tercer lugar las aplicaciones sociales, con un 48%, y que son del gusto de los jóvenes, principalmente.
“Según datos del Monitor de Humor Social y Político publicado por D´Alessio Irol y Berenztein, los diarios y sitios de noticias preservan su rol de informadores más confiables en temas generales y políticos. Incluso los votantes del oficialismo asignan más credibilidad a estos medios que los de la oposición”, agregó el reporte.
Respecto de lo que sucede en los espacios digitales, la percepción de los votantes es de desconfianza más que de otra cosa. El 52% de los encuestados comprende que allí conviven comentarios de personas reales y robots, por lo que no es un lugar del cual fiarse mucho.
A esto se suma que no se observa cercanía de los políticos a través de las redes sociales. “No se observa convencimiento de que la cercanía de los políticos a través de las nuevas tecnologías, con la posibilidad de conocer rápidamente lo que dicen y hacen, le otorgue transparencia al proceso electoral”, se indicó en el reporte.
Se puede agregar, además, que los referentes políticos con presencia en las redes sociales no interactúan con los usuarios cuando publican sus mensajes, sino que lo usan de manera unidireccional, verticalista, sólo para “bajar su mensaje”. De modo que, lejos de promover una cercanía a través de esos espacios, generan una mayor distancia con la que ya poseen con los problemas de los ciudadanos.
La televisión continúa teniendo el liderazgo del prestigio. Si para el 68% continúa siendo el principal medio, también se advierte que, de acuerdo al Índice de Percepción Publicitaria realizado por la AAP junto a D´Alessio Irol, demuestra que a nivel general la calificación resulta más favorable para la publicidad tradicional que para la digital.
En tanto, los diarios mantienen el 58% de relevancia, la vía pública el 52%, la radio el 51%, internet el 59% y redes sociales, el 44 por ciento.
No obstante, se debe advertir que los menores de 24 años califican mejor al segundo, aunque este formato observa menor calidad comunicativa y credibilidad. Aún así, para el 47% de los encuestados el nuevo formato es poco o nada creíble, mientras que para el 51% el analógico genera mayor confianza.

 

Publicado por iProfesional el 09/09/19